Todo acerca de la sangria. Recetas, historia, fotos y curiosidades.
  • Recetario de sangria.

    La sangria es una bebida refrescante muy fácil de preparar. Al ser una combinación de vino y frutas nos da mucho juego para poder improvisar.

    Partiendo de una receta básica  podemos dejar volar nuestra imaginación y crear nuestra propia sangria. Esa que guarda el “secreto” personal de esas gotitas o trocitos de algo misterioso que no desvelaríamos a nuestros amigos “Ni por todo el oro del mundo”.

    Claro que esta afirmación se desvanece cuando hemos llenado la segunda jarra, eso sí, jarra de barro y casi nos hemos atragantado con una pipa de naranja que se nos ha colado.

    Pero como nosotros, además de juerguistas somos generosos y, mucho más en tiempos de crisis como los que corren, os vamos a enseñar unas cuantas recetas para que disfrutéis, a ser posible, en grata compañía.

    Con estos ingredientes y un poco de imaginación vamos a preparar nuestras deliciosas sangrias

    Sangría clásica.

    • Vino tinto. (La cantidad dependerá de los bebedores, para 4, 1litro)
    • Melocotones. (Para 1 litro de vino, unas 4 piezas)
    • Azúcar. (A gusto)   
    • Canela. (A gusto)
    • Naranjas. (3 o 4 piezas)
    • Limones. (1 par)

    En una jarra (de barro mucho mejor) mezclaremos e intentaremos disolver el azúcar y la canela con el vino.

    Lavamos, pelamos y cortamos en daditos los melocotones. El tamaño dependerá de la habilidad de la persona que la prepara.

    Hacemos un zumo con las naranjas reservando una para mezclarla troceada en la jarra. Con los limones haremos otro zumo, reservando las cortezas.

    Mezclamos absolutamente todo y lo dejamos macerar unas horitas en la nevera.

    La serviremos muy fría. Si no te queda suficientemente fría a la hora de servirla, le echas hielo, pero ten en cuenta que eso rebajará el grado de alcohol, por lo que si la quieres más fuerte pues ya sabes: Cointrau, brandy, coñac…

    ADVERTENCIA:

    ESTA BEBIDA ESTÁ TERMINANTEMENTE PROHIBIDA PARA MENORES DE 16 AÑOS, CONDUCTORES Y EMBARAZADAS.

    Sangria con licor.

    • Como siempre vino tino. (No hace falta poner el más caro del mercado)
    • Naranjas. (Un par)
    • Peras. (Un par)
    • Melocotones. (Un par)
    • Cerezas. (Un puñadito)
    • Canela en rama. (Un palito)
    • Gaseosa. (1/4 de litro)
    • Licor de naranja. (Medio vasito)
    • Refresco de naranja. (Una lata)
    • Azúcar. (Al gusto)

    Preferentemente en una jarra de barro echamos la fruta, bien lavada pues vamos a cortarla con su piel.

    Añadimos el azúcar el licor de naranja y el vino. Dejamos macerar unas dos horitas, más o menos, para potenciar el sabor de todos los ingredientes. (No olvidéis quitar las pipas a las cerezas)

    Conservar en la nevera.

    Pasado el tiempo anterior, le añadimos el resto de ingredientes y los mareamos un poco.

    Finalmente, cuando vayamos a servirla, le echamos unos cubitos de hielo.

    Si no encuentras gaseosa o te da pereza hacer el zumo de naranja, puedes comprar un par de latas de refrescos y al segundo vaso nadie lo notará.